quién apagará la luna?

Debió ser el frío...el agua en los zapatos. Julio Cortázar

sufro y más que sufrir enloquesco
lloro, y más que llorar desespero.

siento muy dentro, pero soy superficial
estoy más vacia que la misma vaciedad
pero como quiera siento, púes soy sensible a los hechos.
no solo soy superficie,
en el fondo muy fondo fondito existen sentimientos;
si los buscas bien los encontrarás
si los buscas mal de mala manera aparecerán

pero están ahí,
en el fonfo muy fondo fondito
muy dentro de mí, después de la piel,
y otras capas que hay sobre mi esqueleto.

ando confesando de confesionario en confesionario
contando y recontando la verdad;
del fracaso antes logrado
del estrellato muy bien deseado.

los confesionarios se abarrotan
la verdad sale por montones,
ya no cabe más confesión por confesar
y el cura está en el banquillo inconsciente,
él dice que entiende lo que pasa
y admito mi currpa con mala cara
la verdad es que miento
miento muerdo araño y pataleo.

la verdad brota por montones
sale por los poros de mi piel
corre como gotas de sudor mal oliente
y el cura parece enloquecer
la verdad marea
marea de muy alta manera.

ando de confesionario en confesionario
confesando lo que en verdad ha pasado.

plantar un árbol
escribir un libro
darle vida a un hijo
para que quede huella de que he vivido...

sala mis heridas
que se vuelvan cicatrices
solo quiero que quede el recuerdo
de que un dia mi corazón roto estuvo.

echa sal en mis heridas
aunque duela y pique
arda y crea morirme
que cicatrice toda amargura
todo rencor
todo despecho.

que purifique lo que siento
que me haga olvidar lo que entre nosotros dos hubo.
pon sal en mis heridas
líbrame de esta desabrida agonía.

no sé de dónde vengo
a dónde voy
ni qué siento.

ciudadana de la isla de nunca/jamás
no me encuentro
ni mirando un fatal espejo.

envuelvo sentimientos, pienso entregarlos
a su correspondiente dueño, pienso entregarlos
pero su dueño no los quiere
no los necesita su dueño, eso parece.
sentimientos envueltos regalo;
quien los quiera solo tiene que llevarselos.

El furoshiki es un método tradicional japonés para envolver con elegancia y transportar cómodamente objetos de cualquier forma.

Sobre la autora

Mi foto
Santo Domingo, Dominican Republic
Aprendiz de poetisa.

Seguidores